• Fomentamos la optimización de recursos económicos, su debido ejercicio y su puntual fiscalización. En la vida democrática e institucional exigimos, tanto al interior y como al exterior del Partido, la transparencia en cada actuación y la garantía al derecho de acceso a la información.
  • En esta democracia, velamos por la igualdad de oportunidades para votar y ser votados, combatiendo cualquier factor que incida en la discriminación de los derechos políticos del ciudadano.
  • Conformamos alianzas estratégicas necesarias compatibles con nuestra ideología y respaldadas directamente por la militancia.
  • En el contexto de esta democracia representativa, reconocemos el compromiso directo e ineludible de los representantes populares con sus representados para el fortalecimiento de un auténtico pacto social.
  • Respecto al ejercicio de derechos políticos y electorales, atendemos los principios de proporcionalidad y de alternancia en favor de los jóvenes que aseguren su participación en la vida pública de nuestro estado mexicano.
  • En respeto a esta diversidad y responsabilidad social, y acorde al ejercicio ejemplar, ponderamos prioritario el funcionamiento coordinado pero independiente de nuestros órganos internos de Partido para lograr una realidad más justa a favor de la militancia y la sociedad.
  • Proclamamos la necesidad de que el ciudadano en lo individual y las instituciones en lo colectivo, exijan la rendición de cuentas de los servidores públicos y representantes populares.
  • Promovemos los derechos sociales en favor de las comunidades indígenas y grupos vulnerables, así como de los infantes y personas de la tercera edad, esto sin excluir a personas con capacidades diferentes, intelectuales o físicas para facilitar el acceso a la seguridad social.